Poemas de Navidad Cristianos

A continuación hay una colección de Poemas Navideños Cristianos para estas fechas que tanto esperamos y tanto nos llenan, al estar con los seres queridos, ya sea físicamente o espiritualmente. También son recomendados los poemas religiosos para niños y que así la disfruten más.

Poemas cristianos para fin de Año y Año Nuevo

LA VERDADERA NAVIDAD

verdadera navidad 

Todos están contentos porque hoy es Navidad.

Las casas están llenas de luces y diferentes

decoraciones que anuncian el día especial.

..

Las personas intercambian y se abrazan felicitándose unos a otros.

Todo camina a la perfección

 y siento tanta emoción.

La familia, la comida y los regalos,

todos juntos disfrutamos.

..

De repente en esa felicidad surge una voz dentro

De mi que me comienza a inquietar.

“Como es posible que tu celebres Navidad

Si de Jesús ni siquiera te has de recordar?

Quien dijo que la Navidad se trataba de solo convivir, comer y disfrutar?

Si hoy existe Navidad es porque un día Cristo te vino a rescatar.

..

Aquel Dios que en su trono estaba sentado, rodeado de gloria y tan lleno de poder

De ti se compadeció, y por ti a este mundo vino a nacer.

..

No se aferro a seguir siendo igual a Dios sino que por

Amor a ti vino y se humillo haciéndose humano, como tu.

Y aun en la condición de humano, más se humillo,

cuando en el peseb..re de un establo nació.

 

Su misión fue restaurar tu alma y librarte del Seol,

ya que tu pecado, a eso te condeno.

Y bien que cumplió su misión, cuando clavado en una cruz por ti el murió

y tus pecados borro.  Pero al tercer día también resucito.

..

Y ahora esta a la diestra del Padre hasta lo sumo exaltado

Ya que por tus pecados El ha pagado.

..

Un día toda rodilla se doblara ante el Señor,

Y toda lengua confesara que El es el Salvador

Pero ahora esta esperando tu clamor, para sanar tus heridas,

Darte su perdón, y llenarte de su amor.

..

Pero tu que le darás? Dale tu corazón

y El te dará tremenda bendición!

..

Te dará vida eterna y una completa paz,

Entonces celebraras la verdadera Navidad,

Que es regalo de Dios para el mundo,

Vida eterna para toda la humanidad!

..

Recuerda siempre que Jesucristo es la Navidad.

Si tan solo tú le agradeces y le adoras

Porque solo EL es y será siempre

Digno de recibir toda la gloria.

..

Autora: Jessica Herculano

¿DONDE ESTÁ LA NAVIDAD? – Para Cristianos

nacimiento de jesus

¿Donde está la navidad Señor

Que quedó de ella?

De ese mensaje hermoso

Que el ángel diera.

                  …

Os ha nacido hoy en la ciudad de David

Un Salvador que es Cristo el Señor.

¿Quien recuerda Tu obra y Tus enseñanzas?

Y los muchos milagros que realizaras?

                   …

¿Quien se postra a Tus pies para adorarte?

¿Quien te ofrece Señor, incienso y oro?

¿Quien recuerda de veras Tu nacimiento,

Que del cielo nos trajo tan gran Tesoro?

                   …

Perdónanos Señor por el olvido,

Perdónanos Señor por la inconsciencia,

Perdónanos Señor por el pecado…

De hacer de la Navidad, solo una fiesta.

                    …

Donde año tras año, se cumple el ritual,

Al que se le ha dado el nombre de Navidad.

Y se adornan las calles, y se comen turrones,

Y a Ti te siguen cerrando los corazones.

                    …

Y una pregunta en el aire, suena y resuena;

¿Hallará fe el Hijo del Hombre…

Cuando vuelva?

..

Autora: Mª Isabel Cazorla López

NO HAY COMO ÉL – Poema de Navidad

jesus 

No hay pecado,

que el arrepentimiento no pueda borrar.

No hay pecador,

que ÉL no pueda perdonar.

No hay culpable,

que ÉL no pueda liberar.

No hay maldad,

que ÉL no pueda vencer.

No hay error,

que ÉL no pueda remediar.

No hay camino torcido,

que ÉL no pueda enderezar.

No hay enemigo tan grande,

que ÉL no pueda vencer.

No hay yugo, ni cargar,

que ÉL no pueda soportar.

No hay obscuridad,

donde ÉL no pueda alumbrar.

No hay hombre, no hay nombre…

que ÉL lo pueda superar.

NO HAY COMO JESÚS.

Y SIN ÉL, NO HAY NAVIDAD.

 ..

(Para todos los que AMAN A JESÚS  y a LA POESÍA)

EL AUTOR.

..

Autor: Willam V. Castillo

ANGELES Y PASTORES

 En esas veranadas trashumantes, con el zurrón, un arma y su collado,

Cada campesino velaba y resguardaba, en las vigilias de la noche, sus rebaños.

A  la luz de fogatas encendidas, en la ronda de pastores comentaban,

Que los profetas hablaban del Mesías; Rey de reyes, el Cristo que esperaban.

 

Algunos  silbidos y los perros que cuidaban, mientras las mujeres y los niños se dormían.

Entreveían las  voces  demoradas,  de algunos  pasajeros,  que del mesón venían…

¡No queda más lugar, algunos murmuraban!… Y es urgente que preparemos la comida,

Porque ha llegado José el carpintero; y con dolores de parto, en un burrito, viene María.

 

          De pronto, se presentó un ángel del Señor, en medio de un gran resplandor que hizo temer a los pastores.- Entonces el ángel dijo __ No temáis, porque he aquí que traigo buenas nuevas de gran gozo para todo el pueblo ; hoy ha nacido en la ciudad de David, el Salvador, que es Cristo el Señor. Hallaréis al niño envuelto en Pañales, acostado en un pesebre__ Y repentinamente  apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!  (Mateo 2:8-14)

Autora: Tía Grey

Buenas nuevas de paz y redención

Regocijaos en el Señor, por nada desmayad,
que Cristo nuestro Salvador nos trae libertad
al rescatarnos de Satán y nuestra vanidad.

Belén, un pueblo de Israel, a un niño vio nacer
en un pesebre humilde, don de santo conceder,
del cual María nunca tuvo en queja ni en desdén.

De Dios, el Padre celestial, un ángel descendió
y a los pastores de Belén las nuevas anunció:
el nacimiento de Jesús que el mundo aguardó.

Rodeados del gran resplandor de la gloria de Dios
e inundados de temor, pusieron atención
al gran mensaje divinal de inmensurable amor.

Tras magno himno de las huestes del cielo empós
y de la aparición de la estrella, guía após,
dejaron sus rebaños para ver al Salvador.

Testigos, todos, alabaron al Señor Jehová,
tras encontrar al niño en aquel pobre lugar
do se les había prometido hallar al Rey de Paz.

Que toda alma aquí alabe al Trino Dios más fiel;
con gozo y con gratitud concuerde nuestra fe
en este día que ya otros buscan ofender.

Buenas nuevas de paz y redención;
gracias, oh Dios, por las nuevas de paz y redención.

.

Autor: Ariel David Moya Sequeira

(Una adaptación del canto “God rest you merry, gentlemen” al español)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *